Alergia al sol y la luz: Fotodermatosis

publicado en: Consejos saludables | 0

puesta de sol

Con la entrada del verano y la subida de temperaturas aumentamos la exposición solar, además de la posibilidad de padecer diversas dermatosis, especialmente las denominadas alergias solares. Cuando hablamos de alergia al sol nos referimos a varias alteraciones de la dermis. Entre estas, la erupción polimorfa lumínica (EPL) es la más frecuente.

Por ello debemos ser conscientes de las precauciones que hay que tomar tanto antes como después de absorber los primeros rayos.

La EPL aparece principalmente en la cara, el escote y los brazos, zonas más expuestas a la luz del sol, especialmente en mujeres jóvenes en primavera y al principio del verano.

Las lesiones suelen ser leves y son visibles, al de pocas horas, sin necesidad de haber estado tomando directamente el sol. Los antihistamínicos actúan con rapidez para remediarla y también se puede recurrir a los corticoides si se muestra algún enrojecimiento intenso.

Herpes

El sol también puede provocar diversos tipos de herpes en los labios, la boca y la cara, afección que padecen más de dos tercios de la población mundial. Recordemos que el virus del herpes no es otro que el de la varicela, que una vez adquirido ya no tiene curación definitiva, manteniéndose latente o volviéndose a mostrar periódicamente. En los meses de verano aumenta en un 20 por ciento el número de personas afectadas, principalmente por herpes labial,  ya que la radiación ultravioleta impulsa la reproducción de este virus. La moderación a la hora de exponerse al astro rey y el uso de protección específica para esta zona son algunos consejos para evitarlo.

También en invierno

Hay otro tipo de alteración dermatológica, la llamada urticaria solar que también puede manifestarse con el sol de invierno o por la luz artificial. Es más habitual encontrarla en mujeres que en hombres y que al de pocos minutos de exposición al alumbrado aparezcan picores, enrojecimiento y habones. No obstante, estos síntomas desaparecen en menos de 24 horas. Al igual que con la EPL, pueden ser necesarios los antihistamínicos y se recomienda reforzar la protección solar.

Aunque aún no hayas sufrido lesiones dermatológicas provocadas por la luz, te recomendamos extremar la precaución en tus estancias al sol. Para más información, no dudes en acercarte a nuestro establecimiento en Basurto (Bilbao). En la Farmacia Jon Uriarte atenderemos a tus dudas encantados sobre la alergia al sol o cualquier otro asunto.

 

Fuentes: Infosalus, QuirónSalud, Vivir más y mejor, Sanitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *