Historia de la aspirina: de los tintes a la farmacia (parte II)

publicado en: Noticias | 0

aspirina

Hace unos días presentamos el primero de nuestros posts sobre la historia de la aspirina, uno de los fármacos más populares y usados del mundo. Recordamos que el químico alemán Felix Hoffmann dio el paso definitivo para obtener un compuesto químico que se pudiera utilizar con seguridad para fines terapéuticos.

La historia de la aspirina está ligada a la marca Bayer –donde trabajaba Hoffmann– que es actualmente una de las farmacéuticas más importantes a nivel global. Aunque la aspirina ha hecho que la empresa sea conocida en el sector de la droguería, fue fundada como una fábrica de tintes, pero se adentró en la investigación científica al informarse sobre el uso curativo de la acetanilida, una sustancia utilizada como acelerador de la síntesis de tintes.

La idea surgió porque unos médicos habían administrado esta sustancia química –utilizada en la industria de los tintes– a unos enfermos de infecciones parasitarias. Los sanitarios se encontraron ante un antipirético desconocido hasta el momento, el paranitrofenol, un producto de desecho en la fabricación de tintes. Químicamente es muy parecido a la acetanilida y Bayer tenía miles de kilos almacenados en su fábrica.

Hasta ese momento no sabían qué hacer con este producto de desecho, que en 1888 les sirvió para crear su primer fármaco, la acetofenetidina. En este momento comenzó la entrada de la empresa alemana a la industria farmacéutica.

¿Cómo actúa la aspirina?

A pesar de su atractivo universal, a los expertos les llevó más de 70 años comprender cómo funciona realmente la aspirina. Cuando algo irrita o hiere nuestra piel, el tejido dañado libera una gran cantidad de productos químicos que ayudan a la curación, aunque también estimulan el dolor. La aspirina evita que el cuerpo produzca estos químicos como lo hace habitualmente para prevenir la inflamación y el dolor. Además, es un agente antiplaquetario, por lo que impide que las plaquetas se adhieran unas a otras y formen coágulos.

Hitos históricos

En 1950, el Libro Mundial de Records Guinness reconoció la aspirina como el fármaco más vendido en el mundo. También podría decirse que alcanzó fama fuera de la Tierra cuando el 20 de julio de 1969 una caja de este medicamento formó parte del kit que llevaron a la Luna los astronautas del Apolo 11.

En 1999, fue incluida en el Museo Nacional de Historia Estadounidense del Instituto Smithsonian, en Washington, DC, Estados Unidos. Asimismo forma parte de la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como un fármaco fundamental para prevenir coágulos sanguíneos.

Recuerda que en Farmacia Jon Uriarte podrás encontrar los medicamentos necesarios para aliviar la fiebre y los dolores. No dudes en acercarte o ponerte en contacto si necesitas asesoramiento.

 

Fuentes: ABC, Tele13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *