El material esencial en tu botiquín de viaje

publicado en: Consejos saludables | 0

botiquín de viaje

Nos encontramos en los meses ideales para hacer una escapada y hay algo que no podemos olvidar en nuestra lista de imprescindibles, el botiquín de viaje. Si tienes claro que debes llevarlo, pero no tanto lo que debes meter en él, estás en el lugar adecuado. La salud es lo primordial y te queremos ayudar a que esta pequeña maleta sea lo más completa posible, sea cual sea tu destino.

Antes de nada debes saber que cada país tiene unas condiciones sanitarias diferentes y que no te será tan fácil como en España encontrar cierta serie de medicaciones o artículos curativos. En la web del Ministerio de Asuntos Exteriores de España te podrás informar con mayor exactitud sobre la sanidad en otras regiones. También debes documentarte sobre la necesidad de vacunarte antes de viajar a algunas partes del mundo, de manera que estés exento de contraer enfermedades importantes. Es conveniente acudir al médico entre cuatro y ocho semanas antes de viajar para pasar estas revisiones.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la salud de cada persona es diferente. A pesar de portar botiquines similares, puede haber determinados medicamentos u objetos que una persona requiera a diario, como lentillas, pastillas o inhaladores, por ejemplo. Asimismo, es necesario que acredites tu derecho a recibir las prestaciones médicas óptimas con la Tarjeta Sanitaria Europea si viajas por la Comunidad Económica Europea. En el caso de hacerlo en nuestro país, requerirás de tu tarjeta individual y el documento de desplazados.

Botiquín de viaje

Para poder realizar una cura rápida debes contar con componentes básicos como gasas estériles, algodón hidrófilo, vendas, tiritas, esparadrapo, tijeras de punta redonda, agua oxigenada, alcohol etílico y un antiséptico. Atendiendo a otro tipo de dolencias, no podemos olvidar los productos de protección solar; ibuprofeno y paracetamol para los traumatismos leves; antiinflamatorios para las contusiones; repelentes de insectos y antihistamínicos para afecciones cutáneas, y antidiarreicos y suero oral para trastornos digestivos.

No solo es importante que lleves un botiquín completo y adaptado a tus necesidades, también lo es conservarlo en un lugar fresco y seco, así como lejos del alcance de los niños. Asimismo, cualquier medicamento debe conservarse en su envase original y aquellos que se encuentren cerca de la caducidad deben ser reemplazados.

Viaja de manera segura y haz que tu salud no sea un inconveniente en tus vacaciones.

 

Fuentes: Sky Scanner, eldiario.es, Sanitas, pharma 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *