El acné no es una enfermedad

publicado en: Noticias | 0

Acné

La Universidad de Debrecen (Hungría) ha concluido en una reciente investigación que el acné no es una enfermedad patológica, como muchos expertos de la salud consideraban, sino una inflamación natural e inevitable de la piel. Se trata de uno de los problemas más frecuentes en los adolescentes, propiciado por cambios fisiológicos cuando la piel del rostro se expone a nuevos microbios y aumenta la producción de una sustancia grasa llamada sebo.

“Nuestra hipótesis desafía el pensamiento convencional, incorpora datos científicos recientes y puede explicar las características clínicas especiales del acné”, afirma Andrea Szegedi, una de las investigadoras de la universidad. Además, prosigue “esta investigación será fundamental para el desarrollo de tratamientos nuevos e innovadores”.

Por otra parte, la investigadora de la universidad húngara destaca que estas inflamaciones naturales “podrían tener vías comunes con enfermedades que se desarrollan en otros sistemas de órganos”. Esto significa, prosigue, que “el conocimiento adquirido en una escala más amplia en este frente puede ayudar a comprender mejor una variedad de enfermedades”.

Acné vulgar

Existen diversas enfermedades inflamatorias de la dermis, pero el acné vulgar es único por su localización específica en zonas de la piel ricas en glándulas sebáceas y su aparición en la pubertad, entre otros factores. Aunque está fuertemente asociado a la adolescencia, también se puede extender hasta edades más maduras, incluso por encima de los 40 años.

En este contexto, el equipo húngaro sugiere un nuevo concepto para explicar la singularidad del acné, basándose en datos inmunológicos y dermatológicos. Plantean que los cambios repentinos en la composición de microbiota –el conjunto de microorganismos asociados a la dermis– dentro de la piel rica en glándulas sebáceas durante la adolescencia pueden dar lugar a una respuesta inflamatoria. De esta manera, reemplaza a la microbiota homeostática anterior y esto conduce a la aparición de comedones, puntos negros o granos.

 

Fuentes: ABC, El Confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *