Luchar contra los mosquitos es posible con los repelentes

publicado en: Consejos saludables | 0
mosquito-picadura

La llegada del verano y de las altas temperaturas traen consigo la aparición del mosquito, ese pequeño insecto que con su zumbido nos impide descansar y cuya su picadura nos causa escozores e irritaciones insoportables. Afortunadamente existen productos que nos permiten luchar contra ellos: los repelentes.

¿Por qué pican los mosquitos?

Los seres humanos producimos al menos tres compuestos químicos que atraen a los mosquitos. Estos insectos nos huelen a distancia, gracias al dióxido de carbono que exhalamos al respirar y una vez cerca, el sudor, el ácido láctico y el octenol los atrae hasta nuestro cuerpo. La producción de estas sustancias es el principal responsable de que escojan a una persona u otra, aunque nuestro grupo sanguíneo también parece influir.

Solamente los mosquitos hembra son los que pican porque necesitan de nuestra sangre para reproducirse y gracias a ella obtienen las proteínas necesarias para crear los huevos. En el momento en el que atacan, liberan una sustancia anticoagulante causante del picor en nuestra piel.

Tipos de repelentes

Hoy en día han sido creados diferentes tipos de repelentes que como bien indica su nombre, permiten repeler a nuestros molestos compañeros, es decir que no funcionan como pesticidas y no matan al insecto. Estas soluciones no son dañinas para la piel y permiten rechazarlos al disminuir nuestro atractivo olor o camuflarlo.

Los repelentes clásicos son los que se aplican directamente sobre la epidermis a través de una loción, spray o aerosol. Estos están compuestos por productos químicos y permitirán una protección de entre 6 y 8 grados. Se debe tener mucho cuidado de no administrarlos en zonas sensibles del cuerpo como son los ojos además de lavarse las manos tras su aplicación.

En los últimos años han aparecido unos repelentes nuevos y en diferentes formas como las pulseras aromáticas que colocadas en muñecas o tobillos emanan un olor desagradable para los mosquitos, impidiendo que se acerquen.

Los repelentes de pared funcionan de la misma forma que las pulseras, pero se conectan directamente a la red eléctrica, es muy recomendable tener instalado uno en cada zona en la que queramos que no nos ataquen.

Existen también repelentes naturales creados a partir de plantas y que son menos tóxicos que los químicos siendo por lo tanto menos eficaces. Los aceites esenciales de citronela, pachuli, clavo y de eucaliptus si realmente lo son, -cuidado con las falsas imitaciones- puede protegernos un mínimo de 2 a 4 horas.

Como aplicarlos

No hay una aplicación concreta debido a los diferentes tipos de repelentes que existen en el mercado y lo realmente efectivo sería combinarlos. Por ejemplo, aplicar un aceite sobre la piel mas sensible, un producto químico en el resto del cuerpo y colocar en cada estancia repelentes eléctricos.

Pero no olvides leer el prospecto y y las contraindicaciones del producto que se vaya a utilizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *