Métodos para calmar el estrés postvacacional

publicado en: Consejos saludables | 0

estrés postvacacional

El porcentaje de personas con estrés postvacacional, denominado al fracaso en la incorporación a la rutina laboral tras un periodo de descanso, va en aumento en los últimos años. Los datos reflejan que tras el verano de 2017 un 33 por ciento de los trabajadores españoles había sufrido este síndrome y la cifra subió hasta el 37 por ciento al finalizar el estío de 2018.

A estas alturas de septiembre, y a falta de un solo día para volver a recibir al otoño, la vuelta a la rutina está ya normalizada en nuestras vidas. No obstante, aún hay víctimas de los síntomas que genera este estrés, como pueden ser la irritabilidad, pérdida de apetito, incapacidad de concentración o alteraciones en el sueño.

En un post que publicamos en años anteriores os ofrecíamos sugerencias relacionadas con el ocio para combatir esta depresión. Por el contrario, en el de hoy os proponemos una serie de hábitos que recomendamos seguir para paliar sus efectos.

Hábitos para mitigar el estrés postvacacional:

  • Programar el regreso con cierto margen de tiempo. Es mejor tener un par de días para organizarte antes de volver al trabajo que afrontar todo de golpe el día anterior. Es importante mentalizarse.
  • Incorporarse a mitad de semana. Al principio te va a costar ser productivo. Volver a trabajar un miércoles o jueves te puede ayudar a soportar con mayor facilidad y de manera positiva ese difícil comienzo.
  • Respetar el horario laboral. Ya que la productividad no va a ser la óptima, no conviene estirar tus primeras horas de trabajo para convertirlas en maratones.
  • Planificar el ocio. Es clave eliminar la sensación de que no todo es trabajo en nuestra vida con una buena idea de lo que haremos en nuestro tiempo libre.
  • Dormir 7 u 8 horas. Hemos tenido el horario de descanso alterado en nuestras vacaciones y es necesario volver cuanto antes a los ritmos normales, llegando a dormir el número de horas recomendadas.
  • Evitar temporalmente el alcohol y la cafeína. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, mientras que el alcohol actúa como estimulante del estrés y la ansiedad.
  • Afrontar la rutina con positividad y no caer en pensamientos negativos. Volver al trabajo supone una nueva oportunidad para llevar adelante proyectos ilusionantes y desarrollar nuestra faceta profesional. Con la pérdida de control lo mejor es desconectar de la realidad y darnos un tiempo para recuperar la calma.

Con unas buenas costumbres, tu vuelta al trabajo será más llevadera y sufrirás menos el odiado estrés postvacacional.

Si tienes alguna duda, pasa por Farmacia Jon Uriarte o llámanos al 94 442 29 48 y estaremos encantados de ayudarte.

 

Fuentes: ABC, El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *