Recomendaciones para la vuelta a clase

publicado en: Consejos saludables | 0

vuelta al cole

Un año más ha llegado septiembre, uno de los meses menos esperados por los estudiantes. Vuelven la rutina diaria, los madrugones, las horas de hacer deberes y estudio para preparar los exámenes…Y siempre se nos plantea la duda de cómo hacer que todo esto sea lo más llevadero posible. Ese ritmo de vida relajado del verano ha quedado atrás y vemos que las responsabilidades aún se nos resisten un poco. ¿Qué recomendaciones son más habituales para la vuelta a clase?

Adaptación de horarios en septiembre

Una de las mayores dificultades que nos encontramos es la adaptación de los horarios. El despertador se convierte en nuestro mayor enemigo por las mañanas porque no nos deja dormir tanto como nos gustaría. Sobre todo para los más pequeños es recomendable que la introducción a las nuevas rutinas se haga de manera progresiva, una o dos semanas antes de volver a clase. Tener un buen descanso es esencial para evitar que la falta de sueño altere los ritmos biológicos, además de los problemas en la reincorporación escolar por cansancio. Las comidas, los deberes y el ocio también deben tener un tiempo indicado.

Apuntarse a actividades extraescolares es un buen complemento para la actividad escolar, pero nunca deben ser una carga extra. Esta base lúdica es esencial para los niños, siempre que sea de su interés y no la vean como una obligación. Se trata de una dosis extra de beneficios, complementando su proceso de formación en términos deportivos, musicales o artísticos, por ejemplo. Para elegir la actividad correcta es necesario conocer el desarrollo de tus hijos, ya que algunas actividades requieren unas determinadas aptitudes, y también sus gustos.

Prevenir infecciones y contagios típicos

niña enfermaCon la vuelta al colegio aumenta la exposición de los niños a virus, bacterias y parásitos, que pueden acabar en enfermedades. Preocuparse aún más por la salud de los más pequeños también es esencial en este periodo y los expertos recomiendan seguir una serie de pautas para prevenir las infecciones y contagios típicos: Enseñarles pautas de higiene básicas como taparse al toser o estornudar, lavarse las manos de manera periódica y cepillarse los dientes después de las comidas. Por nuestra parte como adultos, conseguir que sigan una dieta equilibrada y variada para que su estado de salud (y el nuestro) sea el óptimo. Debemos tener en cuenta que no se debe llevar nunca a los hijos al colegio si están enfermos o si tienen alguna enfermedad potencialmente contagiosa; controlar el peso de las mochilas y sus posturas a la hora de sentarse para evitar problemas de espalda o deformaciones de la columna.

Hagamos que la vuelta a la rutina sea lo menos costosa posible. Nuestro cuerpo lo agradecerá y favorecerá nuestro rendimiento y el de toda la familia.

 

Fuentes: quirónsalud, aprenderjuntos.cl, Diario Información, serPadres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *