5 de Mayo Día Mundial del Asma

publicado en: Sin categoría | 0

El asma es una enfermedad de duración prolongada que genera sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos durante la noche o temprano por la mañana y afecta a un 7,5 % de la población, española.

Para algunas personas, el asma es simplemente una molestia menor. Sin embargo, para otras puede ser un problema grave que obstaculiza las actividades cotidianas y que provoca ataques que pongen en riesgo sus vidas.

Aunque es una enfermedad que no tiene cura, sus síntomas pueden controlarse con medicación y si se trata de asma alérgico en niños incluso erradicarse al llegar a adultos.
Dado que el asma suele cambiar con el tiempo, es importante colaborar con un especialista para hacer un seguimiento de los signos y los síntomas y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Estos son los diferentes tipos de asma que existen y sus tratamientos:

Asma alérgica
Generalmente, 8 de cada 10 personas con asma alérgica, padece también de eccemas, rinitis alérgica o alergia alimentaria-
Algunos factores medio ambientales o los componentes de determinados alimentos pueden activar como:
• leche, huevos y ciertas nueces
• polen
• caspa de las mascotas
• irritantes en el aire, como humo del tabaco y gases de los automóviles y químicos
• esporas de moho
• ácaros del polvo, cucarachas y heces de las cucarachas
• productos que contienen un fuerte aroma, como los perfumes

Es importante que quienes padezcan este tipo de asma, acudan cuanto antes a un especialista. Mientras tanto, os comentamos algunos consejos que son de gran ayuda:
• Aspirar y sacudir los tejidos del hogar para eliminar la caspa de las mascotas, ácaros del polvo y alérgenos de la cucaracha.
• Mantener a las mascotas fuera de las habitaciones.
• Evitar actividades al aire libre cuando hay altos niveles de polen y contaminación.
• No consumir leche, huevos, mariscos, y frutos secos como maníes, avellanas, nueces y almendras.
• Reducir productos químicos o con una mayor fragancia de lo normal.

Asma no alérgica
Es menos común que el asma alérgica, aproximadamente 10% a 33% de todos los casos de asma lo padecen. Y aparece generalmente en la edad adulta afectando más a las mujeres que a los hombres.
Los especialistas afirman que se desarrolla debido a factores genéticos y ambientales como:
• Frío y humedad
• estrés
• ejercicio físico
• contaminación
• sustancias irritantes en el aire
• infecciones respiratorias, como un resfriado, gripe o infección de los senos nasales

Es imprescindible acudir al especialista y tomar la medicación prescrita.

Asma estacional
En el asma estacional, es muy similar a asma alérgicas pero los síntomas aparecen en ciertas condiciones o en épocas particulares del año cuando:
• los niveles del polen están más altos, en la temporada de fiebre del heno
• hay cambios bruscos de temperatura
• en invierno, con el aumento de los resfriados y el virus de la gripe

Asma ocupacional
Las personas con asma ocupacional pueden sentir que sus síntomas empeoran mientras trabajan y, sin embargo, mejoran cuando descansan.

Los asmáticos ocupacionales deben buscar tratamiento médico y psicológico para identificar qué está causando sus síntomas, y así evitar los factores de riesgo.

Asma inducida por ejercicios
El asma inducida por ejercicios ocurre después de hacer ejercicio u otra forma de actividad extenuante. Los síntomas aparecen 5 a 20 minutos después del fin de la actividad.

Aproximadamente 90% de las personas con asma también experimentan asma inducida por ejercicios, y la mayoría de casos tienen una forma leve que responde bien al tratamiento.
Estos son algunos de los factores más perjudiciales:
• piscinas con cloro
• exposición a aire contaminado
• aire frío y seco
• aire cálido y húmedo al mismo tiempo

Y, aquí nuestros consejos para reducir el riesgo de tener un brote durante o tras el entrenamiento:
• Usar el inhalador antes de empezar los ejercicios y mantenerlo a mano mientras dure la actividad.
• No realizar ejercicios con una infección viral.
• Hacer calentamientos previos para aflojar las vías respiratorias.
• Enfriarte después del gim o jogging para ayudarte a respirar despacio gradualmente.
• Evitar actividades que dificulten la respiración o la hagan pesada.

Asma severa
El asma severa, o también llamada asma frágil, afecta a aproximadamente el 4% de todos los adultos asmáticos.
Los especialistas afirman que el asma es severa cuando los síntomas no mejoran con los medicamentos estándar y quienes la padecen
• tengan ataques frecuentes
• acudan a urgencias hospitalarias con frecuencia
• deban tomar tabletas de esteroides por períodos prolongados

El tratamiento de este tipo de asma, depende de la respuesta a cada medicamento y por ello en la actualidad, los médicos usan anticuerpos monoclonales para mejorar los síntomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *